Y contamos en la Beneficencia

Finalmente estuvimos en la Beneficencia. Las dos sesiones salieron muy bien y con la ayuda de la gente se hizo frente al frío. Siendo una mañana para la familia con edades variadas y habiendo tanta gente, en esta ocasión embotellamos cuentos que conjugaran objetos, con teatro y música. Así apareció el ciervo enamorado de la luna, nuestro torpe saltamontes Ramiro y cerrando Ricardo Rubén, el pájaro artista.

Agradecemos el calor post actuación. Cosas así ayudan a continuar. Les dejamos unas fotos del espacio mientras montamos escenario.

ENTRADAS RECIENTES
ARCHIVO DE ENTRADAS